Descripción General

Una mezcla fascinante de costumbres antiguas y modernidad, esperando a quienes desean seguir los pasos de Marco Polo.

China te hará viajar por la historia, desde los recuerdos de las primeras dinastías hasta la vibrante vida de las megaciudades modernas, desde pagodas milenarias hasta rascacielos infinitos. No puedes dejar de visitar famosos monumentos como la Gran Muralla China y la Ciudad Prohibida en Beijing o los Guerreros de Terracota en Xian, pero China tiene tanto para ver y hacer que tendrás que empezar a planear tu regreso incluso antes de marcharte.


Datos Básicos



  • Capital: Beijing
  • Población: 1.400 millones
  • Idioma: Mandarín, Cantonés (Provincia de Guangdong, Hong Kong, Macao), Dialectos locales
  • Moneda: Renminbi (CNY, popularmente conocido como yuan)
  • Huso horario: GMT +8
  • Electricidad: 220 V / 50 Hz. Enchufes: Tipo A, Tipo I, Tipo C
  • Prefijo telefónico: +86

Mejor Época para Viajar a China

La primavera y el otoño son las mejores estaciones para visitar China, con temperaturas agradables y poca lluvia. Los veranos son muy calurosos en la mayor parte del país, mientras que los inviernos son extremadamente fríos, especialmente en el norte. En verano, los monzones traen lluvias fuertes al sur. La mayoría de las atracciones culturales e históricas no se ven afectadas por las condiciones climáticas.

La mayor parte de la población trabajadora del país viaja durante las vacaciones nacionales, por lo que no es aconsejable viajar a China durante el Festival de la Primavera (Año Nuevo Chino, las fechas varían cada año según el calendario lunar) o la Fiesta Nacional (primera semana de octubre), cuando muchos negocios cierran y todas las atracciones turísticas están abarrotadas.


Ciudades que Visitar

Para viajar a un país tan grande en tamaño, población e historia, elegir qué ciudades visitar puede ser una tarea difícil; las opciones son innumerables y el tiempo es limitado. Pero podemos ayudarte a personalizar un itinerario de acuerdo con tus intereses y preferencias. A continuación, te mostramos las opciones más populares entre quienes viajan a China por primera vez.

Beijing
La “Capital del Norte” y centro político de China alberga muchos monumentos históricos y culturales como la Gran Muralla o la Ciudad Prohibida. Pero, durante las últimas décadas, Beijing se ha convertido en una moderna megalópolis, el buque insignia del progreso y el desarrollo económico del país.

Shanghai
La ciudad más grande del país es un centro global donde los rascacielos futuristas del distrito de Pudong y los edificios coloniales del Bund conviven en armonía. Un paraíso cosmopolita para los adictos a las compras y los amantes de la buena comida.

Xian
El Ejército de Terracota, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de todos los tiempos, dio a Xian fama mundial. Más de 8.000 guerreros de arcilla que protegen la tumba del primer emperador de China. Pero la capital de la provincia de Shanxi tiene mucho más que ofrecer a sus visitantes.

Guilin
Guilin, punto de partida del famoso crucero por el Río Li, es una encantadora ciudad rodeada de impresionantes picos de roca caliza, representados en los billetes de 20 yuanes. Como dice el proverbio: “Guilin tiene el mejor paisaje bajo el cielo”.

Chengdu
Esta moderna megalópolis de la provincia de Sichuan es el mejor lugar para ver las criaturas blancas y negras más adorables de China; los pandas gigantes, y retar a tus papilas con el picante de la famosa cocina de Sichuan.

Hong Kong
En esta antigua colonia británica, en la que conviven Oriente y Occidente, se han mezclado personas e influencias de casi todas partes bajo la silueta de sus rascacielos hasta convertirla en uno de los centros financieros y culturales más importantes del mundo.

Lhasa
Escondida en las laderas del norte del Himalaya a 3.700 metros sobre el nivel del mar, Lhasa ha sido el centro del budismo tibetano durante siglos. Además de numerosos templos y monasterios, Lhasa alberga el majestuoso Palacio de Potala, antigua residencia de los dalái lamas.

Huangshan
En las Montañas Amarillas, la belleza de los puntiagudos picos de granito y los pinos de formas extrañas envueltos en un mar de nubes ha inspirado el arte y la literatura chinas y ha atraído a viajeros desde tiempos remotos.

Hangzhou
Situada en el extremo sur del Gran Canal y descrita por Marco Polo como una “Ciudad celestial, la más bella y magnífica del mundo”, Hangzhou debe mucha de su merecida fama al espectacular Lago del Oeste.


Cosas que Hacer

Grande y diversa, China ofrece posibilidades ilimitadas a sus visitantes, desde turismo histórico a galerías de arte o rutas gastronómicas. Sin duda, hay atracciones ineludibles, como visitar la Ciudad Prohibida en Beijing o los Guerreros de Terracota en Xian, pero cada ciudad ofrece experiencias únicas para que puedas aprovechar al máximo tu viaje.

Subir la Gran Muralla
Uno de los lugares más emblemáticos del mundo y fundamental en cualquier viaje a China. Las secciones más visitadas son Badaling, Mutianyu y Jinshanling; todas a poca distancia de Beijing. Sube en teleférico y disfruta de vistas espectaculares del paisaje mientras caminas por la muralla.

Ruta por los hutongs
No hay mejor forma de descubrir los encantos del viejo Beijing e interactuar con los locales que realizando una ruta en un carrito tradicional por los estrechos callejones de los recónditos vecindarios llamados hutongs. También podrás aprender a cocinar algunos platos chinos con una familia local.

Realizar un crucero por el río
Disfruta de vistas de ensueño con el espectacular paisaje kárstico de Guilin a bordo de un crucero por el Río Li, o viaja a través del corazón de China por el Río Yangtzé; un crucero por los ríos más bellos del país será uno de los momentos más destacados de tu viaje.

Hot-pot de Sichuan
El emblema de la cocina de Sichuan pondrá a prueba a tu paladar. Una olla de sopa picante hirviendo en el centro de la mesa, acompañada por carnes y verduras crudas para que las cocines en ella. ¡La pimienta de Sichuan hará que se “duerma” tu boca!

“Una Sinfonía de Luces” en Hong Kong
Uno de los shows de luz y sonido más espectaculares del mundo tiene lugar cada noche en Hong Kong, cunado los edificios más emblemáticos a ambos lados de la Bahía de Victoria se iluminan con focos, láseres y pantallas LED, creando un espectáculo multimedia que transforma el paisaje de la ciudad en una fiesta audiovisual.

Acampada en Huangshan
Una excursión a las Montañas Amarillas será recompensada con imponentes paisajes naturales; majestuosos picos de granito, frondosos pinos y vistas de las nubes desde encima de ellas. Pero ver el amanecer desde la cima puede ser una experiencia inolvidable.

Ruta gastronómica por Shanghai
¡La experiencia culinaria más auténtica de la ciudad! Deja que un local te guíe por los locales menos turísticos para descubrir restaurantes y platos que nunca encontrarías por ti mismo. Probar las delicias de Shanghai nunca ha sido tan sencillo.

Asistir a un show chino
Las artes escénicas chinas sorprenden e impresionan; a menudo practicadas y honradas durante generaciones y siglos de tradiciones. Ya sea un show acrobático, kung fu, ópera de Sichuan con el famoso “cambio de caras”, o el espectáculo de Impresiones de Liu Sanjie, supondrá un momento memorable.


Cosas que Comprar

No es ningún secreto que China es un paraíso de compras. Shanghai y Hong Kong son famosas, entre muchos otros motivos, por sus tiendas de lujo. Pero todas las ciudades, e incluso pequeños pueblos, ofrecen todo tipo de opciones, desde grandes centros comerciales a mercadillos nocturnos, para satisfacer el hambre de compras de todos los viajeros. En los mercados callejeros, intenta regatear todo lo que puedas.

Seda
La seda comenzó a fabricarse en China y, hoy en día, es el país del mundo que más seda produce. Aunque los tejidos de seda pueden encontrarse en casi todos lados, la hermosa ciudad de Suzhou, cerca de Shanghai, es famosa por su industria de seda.


China tiene una larga tradición de beber té, con miles de plantaciones repartidas por todo el país. Si vas a Hangzhou, prueba el famoso té verde Longjin (el Pozo del Dragón). Teteras y juegos de té de porcelana también pueden ser un bonito souvenir para llevarse a casa.

Perlas y jade
Muy arraigadas en la cultura china, las perlas tienen distintos tamaños, formas y colores. En Hong Kong, visita el Mercado de Jade de Tsim Sha Tsui. Asegúrate de comprar en tiendas certificadas para garantizar que sean auténticas.

Ilustraciones de caligrafía
Antiguos proverbios manuscritos con caracteres chinos son uno de los recuerdos más populares que los viajeros se llevan a casa tras un viaje a China. Los sets de escritura de caligrafía también son muy vendidos entre los turistas.


Qué Comer

Es común que los chinos se saluden preguntando “¿Has comido?”; la comida está vinculada a sus emociones y se le da una gran importancia. Cuando vuelven a sus ciudades natales durante las vacaciones del Año Nuevo Chino, suelen llevar con ellos productos comestibles como regalo.

La comida de China es tan variada como sus regiones y las opciones son innumerables, desde restaurantes lujosos hasta puestos de comida callejera. En general, la comida china es barata y seguramente tiene poco en común con la mayoría de restaurantes chinos de tu país. Normalmente, los platos se sitúan en el centro de la mesa y se comparten. Asegúrate de dominar el uso de los palillos antes de llegar a China.

Probar las comidas locales es una parte importante de la experiencia de viaje a China, dado que cada región tiene sus propios platos. Normalmente, la gastronomía china se divide en ocho cocinas distintas, siendo la cantonesa y la de Sichuan las más conocidas.

Encontrarás sabrosos mariscos en provincias costeras como Zhejiang y Fujian, mientras que en las regiones del interior como Xinjiang hay deliciosa ternera y cordero. El arroz y los tallarines (en numerosas formas y tamaños) se utilizan generalmente como alimentos básicos.

Vete a la provincial de Guangdong o a Hong Kong para comer delicioso sim sum; y a Sichuan o a Chongqing si te gusta el picante. Los dumplings chinos, llamados jiaozi por los locales, pueden prepararse hervidos, fritos o al vapor. Y un viaje a China nunca está completo sin haber probado el sabroso pato laqueado de Beijing.


Cómo Llegar y Desplazarse

Numerosas aerolíneas vuelan a China desde muchos países del mundo. La mayoría de los vuelos aterrizan en Beijing o Shanghai. Los vuelos entre China continental y Hong Kong, Macao y Taiwan se consideran internacionales y en estas regiones hay distintas políticas de visados. La red aérea de China es amplia y generalmente los billetes de avión son baratos, aunque es frecuente que haya retrasos.

China tiene la red ferroviaria más grande del mundo, con trenes de alta velocidad que alcanzan 350 km/h. Los trenes en China son modernos, puntuales, cómodos y fiables; la forma más conveniente y popular de desplazarse por el país.

Viajar por carretera no es tan cómodo, aunque es barato y con frecuencia es la única forma de llegar a zonas y atracciones turísticas remotas.

El transporte urbano no es tan eficiente como el de larga distancia, a excepción del metro. La mayoría de las grandes ciudades en China tienen sistemas de metro, que es una opción rápida y barata para desplazarse, y las paradas se anuncian tanto en chino como en inglés, aunque se llena de gente en las horas punta. Los autobuses urbanos casi nunca son utilizados por los extranjeros, ya que normalmente las paradas se indican en chino. De forma similar, muy pocos taxistas hablan otro idioma aparte del chino, pero mostrarles una tarjeta con el nombre del hotel o del destino escrito en caracteres debería ser suficiente.

Al igual que en los países occidentales, las aplicaciones de viajes compartidos y de alquiler de bicicletas se han hecho muy populares en China, aunque no entre los visitantes, ya que se requiere una tarjeta bancaria china para poder utilizarlas.


Vestimenta

Por lo general, no hay un código de vestimenta en China por lo que, si no pretendes acudir a eventos formales o a restaurantes exclusivos, puedes utilizar ropa informal. Ten en cuenta la previsión meteorológica al preparar tu equipaje: en verano, puedes llevar manga corta y pantalones cortos la mayor parte del tiempo, aunque un chubasquero puede ser útil para las lluvias monzónicas. Una gorra para el sol y repelente de mosquitos también serán una buena ayuda. En invierno, necesitarás jerséis, chaquetas y abrigos, especialmente en el norte. Así mismo, mete guantes y calcetines gruesos en la maleta.


Hoteles

China ofrece todo tipo de alojamientos, desde afamados hoteles de lujo a hostales baratos, aunque algunos de los más básicos no están autorizados a alojar a extranjeros.

Los sistemas de clasificación varían de un país a otro. En China, los criterios de valoración de los hoteles difieren de los occidentales. Los hoteles chinos son calificados por la Administración Nacional China de Turismo, así que no debes esperar los mismos estándares, instalaciones o servicios que en tu país. En los hoteles de 3 estrellas o menos, es posible que tengas ciertas dificultades para comunicarte con el personal.

Los precios dependen de la ubicación y varían mucho dependiendo de cada ciudad: es probable que pagues más por una habitación en ciudades de primer nivel, como Beijing o Shanghai, que por otra similar en Guilin. Así mismo, los precios son mucho más caros durante las vacaciones nacionales chinas.

En China, se cree que es sano dormir sobre un colchón firme porque la espalda se mantiene alineada correctamente, así que no esperes una cama blanda a no ser que te alojes en un hotel de 5 estrellas. La mayoría de los hoteles de 3 o más estrellas disponen de aire acondicionado, televisor y hervidor de agua.


Itinerarios

Éstos son algunos de los viajes privados a China más populares según decenas de miles de opiniones de nuestros clientes. Todos los itinerarios pueden ser completamente personalizados según tus preferencias.

Qué Dicen Nuestros Clientes

“Respuesta rápida” “Guía muy informado” “Conductor práctico” “Muy recomendable”
 
 
asesores expertos

ASESORES EXPERTOS

Itinerario a medida y respuesta en menos de 24h.

Artículos de Publicaciones

Arriba